domingo, 31 de enero de 2021

#febrerosinedulcorantes



En redes sociales hay muchísima gente y puedes escoger a quien seguir, a quien espiar y a quien ignorar según tus preferencias.
Como en "la viña del señor" hay de todo, hay gente que la seguimos por ser amigos, otras porque nos dan buenas ideas, otras porque nos generan tema de debate entre amigas y otras porque son pura inspiración. 

Este último motivo es el motivo que siga a Victòria Peñafiel. Para mi, Victòria (con toda la confianza) es pura inspiración. Sus fotos son preciosa pero no solo eso, todas las palabras que escribe están tan bien conectadas que es un placer leerla siempre. Y su motivación para hacer álbumes me motiva a seguir haciendo los míos. Esta mujer tiene un don para hacer las cosa bien y con gusto. 


Hoy os hablo de ella, porque mañana empieza febrero y con el una nueva edición de Febrerosinedulcorantes. ¿Y esto qué es?
Es un reto fotográfico que consiste en colgar 1 foto al día, publicada en tu perfil de instagram o en tus Stories, bajo el hashtag común #febrerosinedulcorantes (e, idealmente, también #febrerosinedulcorantes21). El reto consiste en llegar hasta el día 28 habiendo subido una foto todos los días.
Como bien dice ella, se trata de volverse a enamorar de los nuestros, de nuestra vida y de darnos cuenta que en nuestra cotidianidad también hay momentos preciosos y bañados en una luz especial. 

Si esto no os motiva suficiente, hay unos fantásticos premios en juego, entre ellos una sesión de fotos con la artista, una suscripción a Expándete o un álbum de fotos.

Mis febrerosinedulcorantes:

2020, el año pasado lo ligamos hasta junio por la pandemia (y mañana mismo me tiene que llegar mi apreciado álbum del confinamiento). 


2019, mi primer año. No lo pude terminar por problemas con el móvil pero estas imagenes son un gran recuerdo para nosotros, y lo pudimos enlazar con el gran viaje a Nueva York! :) 



¿Os animáis con el reto? Nos vemos en #febrerosinedulcorantes 😚 A ver con que lo vamos a enlazar este año ;) 


sábado, 4 de julio de 2020

Series para el verano


Todo el mundo recomienda series, algunas te sonaran otras las habrás visto, otras no tenias ni idea de que existían pero siempre va bien tener una lista por si la tuyas no tienen nuevos capítulos o estas cansado de ver siempre lo mismo.
Os dejo mis últimas favorita:
This is Us de Amazon, es la última maravilla que estoy viendo estos días. Una serie que engancha, en que la te enamoras de todos los personajes y quieres ver más y más. Una serie “simple” que relata la historia de una familia con trillizos. Su éxito radica en la conexión emocional con los personajes y la música, una BSO que te llega de verdad. Todos los personajes enamoran pero mi favorito es Jack, enamorada me tiene!
 
Y hablando de Jack, Milo ventimiglia, este fue uno de los protagonistas de la serie de las Chicas Gilmore, era Jess Mariano el “chico malo”. Las Chicas Gilmore es una serie del 2000. 20 años ya, pero ahora que han hecho un remake y hace unos meses cuando buscaba una serie larga para pasar tiempo muerto y que no se me terminara de seguida me apareció esta. Y cumplió con creces mis expectativas, me engancho y me sorprendió para bien. Así que si queréis una serie para rato esta es vuestra opción, 153 capitulos de 42 minutos cada uno.
 
Vida perfecta de Movistar+ Una serie simpática para hacer una maratón en una tarde o en un fin de semana. Relata de forma divertida el drama de nuestra generación, mujeres pasada la trentena que no saben que hacer con sus vidas. Sus días buenos y malos sin prejuicios.
 
Y damos un salto a series basadas en casos reales:
Creedme de Netflix, una miniserie de 8 capítulos que narra la experiencia de una chica adolescente después de ser violada de noche. Me cuesta y me duele creer que estas cosas pasan pero pasan y es necesario contarlas. 
Unorthodox de Netflix, si no la habéis visto ya tardáis. Una serie que muestra la dura realidad casi paralela que viven los judíos ortodoxos. Es una miniserie que me gusto muchísimo que me dejo con ganas de más, de leer el libro narrado en primera persona por la auténtica protagonista: Deborah Feldman.


Hasta aquí mi lista del momento. ¿Cuáles son vuestras recomendaciones? 




miércoles, 9 de mayo de 2018

Conciencia Eco


Hay un tema que me preocupa desde hace mucho tiempo y es el tema medioambiental. De hecho aquí ya os conté mi sueño de pequeña, como os podéis imaginar, este tema viene de largo. 
Me duele ver la cantidad inhumana de basura que generamos y comprobar que cuanto más rica es la población, más residuos generamos, más precocinados compramos, más plásticos hay en nuestras vidas y en consecuencia en el mundo. 

Es por esto, que hace un tiempo me propuse actuar y ser más consciente de aquello que generamos en casa y aportar mi granito en la sociedad. Partimos de la regla de las 3R's: Reducir, Reutilizar y Reciclar. 

No soy una radical en la materia pero si que de forma consciente miro y busco alternativas e ido buscando productos más ecofriendly. De esta forma, a parte sin quererlo he terminado reduciendo el gasto de casa, ya que hay mucha cosa innecesaria que ya no la compramos por ir en embalaje o bien porque me he dado cuenta que podemos vivir sin eso.  

Nuestro básico en casa y que nunca falla, es la compra al mercado. Ir al mercado a la parada de confianza de productos ecológicos se ha convertido en todo un ritual. Allí aprovechamos para comprar producto de temporada y sin bolsas, del campo a la parada y de la parada al carro. 


De nuestra compra semanal pasamos al tupper. Es la opción más saludable, porque sabemos lo contienen nuestros tuppers, más económica y más ecológica. Con una buena planificación, 4 productos de primera y un poco de imaginación se pueden hacer muchas combinaciones posibles (os lo prometo, llevo más de cuatro años con el tupper a cuestas).
Quien dice el tupper también dice el desayuno. A media mañana me suelo llevar un bocadillo y des de hace años este siempre van con Roll&Eat, hace mucho tiempo que en casa no tenemos papel de aluminio. 
Porque a parte de esto, para el horno tenemos un papel reutilizable, hace como dos años que lo utilizamos y es genial. Lo compras una vez y te dura muchísimo, en él puedes utilizar de todo, pizzas, verduras, carne,...lo que quieras. 

¿Y si nos cuidamos por dentro como no nos vamos a cuidar por fuera? Soy una gran fan de la tienda The singular Olivia, allí he encontrado muchisimos productos de belleza e higinie eco que son una maravilla. Pero lo que más facinada me tiene es guantemágicodesmaquillante. Quien me conoce me ha escuchado darle la tabarra con él, pero es que es una maravilla. Con este guante, solo necesitas un poco de agua caliente y el maquillaje se va en un plisplas sin necesidad de utilizar discos de algodón ni producto, no os parece genial? Y funciona de verdad, palabra.


Otra cosa que cambiamos en casa fueron los productos del hogar. Utilizamos muchos productos de la marca Ecover y estamos muy contentos, el resultado no tiene nada que envidiar a otros productos y el olor es fantástico. 


Para terminar, ahora con el pequeño estamos utilizando pañales de tela, de momento estamos muy contentos y hemos utilizados muy pocos pañales de un solo uso, solo para días esporádicos. Pero de esta tema ya os hablaré más adelante porque da por un post completo. 

Estos son algunos de nuestros cambios, ¿vosotros cuidáis de alguna forma vuestro entorno y/o compra?


martes, 10 de abril de 2018

La bolsa del hospital



Los últimos días, e incluso semanas antes de parir, las madres y padres nos ponemos nerviosos, es de lo más común e inevitable del mundo. Estamos ansiosos por conocer la persona que llevamos dentro y a parte nuestras hormonas ya están descontroladas del todo.

Y mientras una intenta controlarse, nuestros amigos y conocidos tienen una pregunta favorita: ¿Has hecho ya la la maleta para el hospital? 

Como buena madre primeriza la acabé haciendo un mes antes de parir, porque teníamos una escapada fuera que si no lo ha hubiera hecho, total ya no la volví a mirar más y pudimos parir igual sin ningún problema ;)

Des de mi punto de vista, el hecho de "la bolsa del hospital" esta sobrevalorada, lo mejor es dejarse llevar por la intuición, intentar mantener la calma y no sufrir por si nos dejamos algo (ya os conté aquí que yo me deje mi documentación) al fin y al cabo vamos a parir en un hospital cercano, por lo tanto si se nos olvida algo alguien ya nos lo traerá, no pasa nada :) 

De todas formas, por si a alguien le puede servir, os doy mis consejos:


1. Maleta. no hace falta que sea una bolsa especial. Me dieron una bien cuqui que no cabía nada, así que opté por una maleta de mano para poner mi ropa (un conjunto para el día de salida, aunque si no está manchada puedes utilizar la misma ropa con la que has entrado) y una muda para el amore. Y una bolsa más pequeña a parte, por ejemplo la que vayas a utilizar para el carrito, con la ropita del bebé.

2. Agua y aquarius. Esto me lo aconsejó la matrona y la verdad es que me fue de maravilla. Cuando estaba en el proceso de parto y después de parir tuve mucha sed, así que estas bebidas me fueron muy bien ya que las tuve en todo momento y el amore no se tuvo que ir a por bebida. 
En esto, también nos aconsejó unos frutos secos por si el parto se alargaba, poder comer alguna cosa. Esto también lo llevé pero no tuvimos tiempo ni de abrirlos. 

3. Chanclas. Otro consejo de la matrona. En el curso preparto nos insistieron mucho en que las duchas de agua caliente iban muy bien durante el proceso del parto y para utilizar la ducha del hospital no estaba de más llevar un par para cada uno, para que tu pareja pudiera ducharse contigo durante el proceso de parto sin problemas. 


4. Bata/camisón/pijama. Para después de parir. A esto no le di ninguna importancia hasta que me leí el papel del hospital que recomendaban traer 3 batas. 3 batas, llevaron más dolores de cabeza que otra cosa porque no encontraba batas de hospital para lactanctes, al final mi madre me encontró las 3 de las cuales utilicé una. Visto ahora, no hace falta que sea específicamente una bata mona lactante, puedes utilizar la bata del hospital o bien un conjunto con tus mallas de preñada y una camiseta que te sientas bien con unas camiseta lactantes (las del HM están super bien). Con esto puedes traerte tu sujetador lactante o ir sin el, nadie te va a decir nada.

5. Neceser. Tu básico de cuando coges un avión de mano y ya esta. Yo tengo el mio siempre preparado y ese fue el que me lleve tal cual.


6. Bragas desechables y compresas post parto. Confesaré que si una amiga no me hubiera dado un paquete de estas maravillosas compresas no hubiera cabido, pero suerte que me las dió. Por si sois ignorantes como era yo, después de parir sangramos como toda la regla que no hemos tenido en nueve meses. Esto más los posibles puntos que podamos tener, hace que tengamos que tener especial cuidado en nuestras zonas. Por lo tanto, lo mejor son las compresas especificas y las bragas desechables para que no hay problemas con el manchar y porque las compresas son más gruesas y encajan mejor que con una braguita normal (mi consejo). 


7. La ropa del bebé. Aquí me sentí perdida, porque amigos y familiares te dicen cosas pero al final estas igual de perdida. Así que mi consejo es que llevéis 3 bodies de los minis para que no le vayan muy grandes, y 3 conjuntos o peleles para poner encima de los bodies. Tampoco hace falta mucho más porque en nada os vais a casa. 

Para el bebé también un paquete de pañales y toallitas, ya que en el hospital, como mínimo en el nuestro, solo nos dieron el primero y los primeros días con el meconio (las primeras caquitas) se tienen que cambiar bastante. 

8. Documentación. trae tu documentación de análisis del embarazo para que las infermeras/matronas lo puedan tener en cuantos llegas.


9. Cargador. En los tiempos en que vivimos no nos podemos olvidar el móvil con su cargador y si eres una entusiasta como yo, tampoco te olvides la cámara para poder hacer fotos de todo el proceso y de tu bebé.

10. Sillita del coche. Si vas en coche particular es un imprescindible. Esto sí que os diría de montarla un par de semanas antes, así ya la tendrás a punto para cuando salgáis del hospital. Y probar como van las cintas para ajustar al bebé, que hay sillas con truco y al principio puede costar, lo decimos por experiencia ;) 

Sobretodo, confiad en vosotras. Lo más importante es el bebé, y no necesita nada más que sus padres. Aparte, durante el proceso de parto antes de subir al hospital pasan unas cuantas horas. Y si nos dejamos cualquier cosa se puede ir a buscar, no hay necesidad de agobiarse :) 


Espero que os ayude, ¿Qué os llevarías vosotros?




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...