viernes, 11 de marzo de 2016

Descubriendo Siurana



Semana santa está a la vuelta de la esquina y las ganas de salir de la ciudad más vivas que nunca. Toca plantearse qué hacer y dónde escapar, nosotros estamos mirando sitios para este año pero aún no sabemos las fechas exactas ni dónde.
Pero el año pasado estuvimos en Siurana en el Priorat, un sitio que nos enamoró. Así que si hay alguien en la sala que le puede interesar que no pierda detalle ;)

Nosotros somo de último momento pero cuando a mi se me pone un idea en la cabeza no paro hasta que la consigo jeje Y después de ver muchas fotos en Instagram, de esta zona de Catalunya que no conocía, tenía muchas ganas de ir. Y dicho y hecho.



Como era Semana Santa y la distancia con Barcelona era más larga (2h) decidimos hacer noche allí para poder aprovechar bien los dos días. Cogimos una noche de hotel en un refugio de Arbolí, un refugio muy sencillo en un pueblo pequeño, solo necesitábamos dos camas y la verdad es que precio/calidad estuvimos super a gusto. 

A primera hora cogimos las cosas y nos fuimos hacer la ruta que teníamos planeada, queríamos hacer una ruta que da la vuelta por el pantano de Siurana y después subir hasta Siurana pasando por unos gorgs, pero la verdad, después de casi una hora buscando el camino no lo encontramos. Terminamos haciendo toda una vuelta por el pantano y subiendo con el coche a Siurana.





Aunque nos quedamos con las ganas de ver los gorgs (ya tenemos excusa para volver) fue una mañana que disfrutamos muchísimo.
El pueblo es precioso y las vista con el río son de película, a veces queremos hacer viajes super lejos pero tenemos maravillas muy cerca de casa.





Hicimos unos cuantos km pero todo era muy plano y muy accesible, así que poco cansado. Como ya sabéis, la zona del Priorat es famosa por sus vinos y aprovechan el turismo para tener las cooperativas abiertas, nosotros no podíamos ser menos y decidimos traernos alguno para probar, merece la pena hacer una parada en alguna de ellas :P 

Después de un día de excursión tocaba una buena comida y carretera para volver hasta casa. Para hacer el trayecto más llevadero fuimos parando, hicimos una parada en Montblanc, unos de los pueblo medievales más importantes de Catalunya. Y a seguir hasta casa. 



Y vosotros, ¿tenéis algún plan? ¡Buen fin finde!


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...