martes, 28 de junio de 2016

Estudiar en la UNIR



Como os prometí aquí, hoy os traigo un post de preguntas y respuestas sobre la #UNIR. Justo esta semana empiezo mi tercer cuatrimestre, mi segundo año de magisterio y no puedo estar más contenta, ¿vamos a ello?

¿Porque decidiste estudiar en la UNIR?
Como buena amante de Internet hice una búsqueda exhaustiva y pregunté y repregunté, y la universidad que mejores referencias tenía era la UNIR, a parte de un servicio a futuros estudiantes muy bueno, dónde me resolvieron cualquier duda en cualquier momento.

¿Qué precio tiene el crédito?
El precio es caro, no os voy a engañar, pero es lo que hay. Con el precio del año pasado (2015) a mi se me queda en 68€ el crédito. De normal una asignatura son 6 créditos, por lo tanto 408€ por asignatura (podéis hacer vosotros mismos los cálculos anuales).

¿Hay algun descuento?
En general no. Hay descuento por pronto pago dónde te rebajan unos 3€ por créditos, quedando por 65€ el crédito. O bien por ser afiliado algún sindicato y por matricula de honor. 

¿Se puede pagar la matrícula a plazos?
Esto para mí es uno de los puntos negativos de la UNIR. Puedes pagar la matrícula sólo en dos pagos: uno en cuanto te matriculas y el segundo en tres meses, o sea, con poco margen. Sé que hay alguna universidad que te permite fraccionarlo en todos los meses que te dura el curso, que no está nada mal, pero no es el caso de la UNIR.

¿Los títulos son oficiales?
Sí, sus títulos tienen validez en España y en el Espacio Europeo de Educación Superior. En su web puedes verlo con más detalle.

¿Qué metodología se sigue?
En lo referente a las clases, es uno de los puntos que más me ha gustado. He estudiado en la UOC y en la UNED, y de las tres para mi la mejor la UNIR. La UNIR tiene una programación muy exhaustiva que siguen al pie de la letra, y tu des del primer día tienes el calendario de todo el cuatrimestre. Allí hay detallado todo los temas que se van a trabajar y los trabajos que tienes que ir realizando. A parte, cada semana hay una clase virtual. 




¿Qué son las clases virtuales?
Las clases son las clases magistrales de toda la vida pero en formato online. Cada semana tienes una clase por asignatura, normalmente los viernes te ponen la programación de la siguiente semana. Si la puedes ver perfecto, tienes el profesor en directo que te cuenta el temario y si tienes dudas las puedes formular, y si no lo miras en cuanto puedas, también queda allí grabada para remirar cuando lo necesitas. 

¿Como son los exámenes?
Los examenes son presenciales y valen un 60% de la nota y se tienen que aprovar, así que son exámenes dónde se requiere estudio previo. La mayoría son tipo test y una pocas preguntas a desarrollar, para mi el % entre las preguntas y el test no es equitativo.

¿Te puedes sentir solo estudiando? 
Yo creo que no, en Internet esta lleno de foros y grupos de gente estudiando lo mismo que tú y siempre puedes pedir ayuda o consuelo. A parte, tienes los foros y en época de exámenes seguro que puedes hacerte con mucha gente.

Para ir terminando, para mis los puntos débiles son la poca flexibilidad de pago, los exámenes tipo test y la falta de horarios de las clases virtuales. Somos muchos los que trabajamos y hay muy pocas clases por la tarde-noche, por no decir ninguna. Creo que también sería muy buena idea poner alguna en sábado, para la gente que no puede entre semana. Una al mes o similar.

Y los puntos fuertes, el seguimiento del tutor/a, te llama, se preocupa y les puedes consultar todo. El buen rollo que hay entre los alumnos, la mayoría de material esta online, por lo que no es necesario comprar libros, y por supuesto las clases virtuales. Poder escuchar el profesor en directo no es lo mismo que leer siempre los apuntes, y cuando no puedes ir a la universidad presencialmente, esto es lo mejor.

Espero que os haya ayudado y si tenéis cualquier otra duda preguntar ;)

Ánimos a los que empezáis o os lo estéis planteando!!! 







viernes, 17 de junio de 2016

Ruta del Parrizal

Con el verano a la vuelta de la esquina apetecen planes refrescantes, y aunque sea una apasionada de la playa de vez en cuando va bien cambiar ;)
Así que hoy nos vamos a la provincia de Teruel a conocer una zona preciosa: El Matarraña. 


El amore escucho alguna cosa por la rádio y por Semana Santa improvisando un poco, como siempre, nos fuimos directos a esa zona. Decidimos hacer un poco de rutilla y ver algunos pueblos de alrededor. Como no nos queda cerca dormimos en una casita monísima de Airbnb en Valderrobres. Un pueblo muy pintoresco, pequeño y con encanto, dormimos dos noches allí y estuvimos fenomenal. 


Valderrobres nos quedaba muy cerca de la ruta que queríamos hacer, así que perfecto. El sábado a primera hora nos fuimos hacia Beceite para empezar la ruta del Parrizal. Teníamos la opción de dejar el coche en el pueblo e ir andando una horita o bien acercarnos más y dejarlo en los parkings habilitados, evidentemente escogimos la primera opción.


El primer trozo no es el más bonito de toda la ruta, pero el silencio y los buitres volando fue increïble. Una pasada ver estos animales en libertad y ver las vueltas que dan. Llegado un punto ya seguimos todo el recorrido del río hasta verlo nacer.


El camino está muy bien preparado, eso hace que haya bastante gente, e incluso hay momento donde hay pasarelas de maderas con cuerdas para que no tengas que pisar el agua. Yo hubo un momento que me espere de esperar que la gente y recorrí un trozo largo por el agua, el agua refrescante del río es una sensación que me encanta.


Y después de una buena caminata, llega el final. ¿Has visto alguna vez un río nacer? Allí estaba, de golpe agua y más agua sin ver de dónde provenía, magnífico.


Una agua cristalina y perfecta para bañarse, salvo que esta prohibido para preservar la flora y la fauna. Ahora hay bastante gente que recorre la zona cada año y la tienen que proteger, pero aunque solo te puedas mojar los pies ya vale la pena. 
Espero que en estas épocas os anotéis esta ruta y que os animeis, mi consejo es salir bien pronto por la mañana y hacer la ruta casi solos, como la hicimos nosotros. De subida fuimos con pocas personas por delante pero al bajar ya vimos muchísima gente, pero es de esos madrugones que valen la pena.


¿Quién se anima? Espero que me contéis ;)
Os dejo el link de la ruta que hicimos del Parrizal 


martes, 14 de junio de 2016

Mi primer curso de magisterio




Dicen que la vida son etapas, y hace un mes que terminé la primera parte de una muy importante para mí. Hace un mes completé el primer año de magisterio de primaria en la Unir. 

Tomar la decisión no fue fácil, no era la primera vez que me lo planteaba, siempre me ha gustado mucho trabajar con niños y tenido de la suerte de poderlo hacer, pero quería seguir con la comunicación y volver a estudiar, aunque me guste formarme, me daba un poco de pereza. 

Pero vencidos los miedos y contar con ayuda (económica y moral) ha hecho que termine un gran año y ya piense en el siguiente, con ganas de seguir avanzando y ver el final más cerca.

Ha sido un año dónde he trabajado duro y me he pasado bastantes horas en la biblioteca, pero los resultados han valido la pena. Para contaros un poco, hice 8 asignaturas, 4 el primer semestre y 4 el segundo. El primer semestre trabajaba pero no todas las horas, aunque los días antes de los exámenes trabajaba de lunes a domingo y este segundo he trabajado 8 horas diarias. Esto ha hecho que alguna vez no tuviera tiempo para todo, pero como siempre digo: "con organización se llega".

En la Unir me he encontrado con gente muy maja que me ha dado apoyo moral y he podido preguntar cosas a mi tutora siempre que lo he necesitado, he encontrado profesionalidad y buenos profesores. 

Así que ahora terminado este curso y con la matrícula hecha para el siguiente (empiezo el 1 de julio) sólo (o casi) puedo decir cosas buenas de mi primer año.

La próxima semana sacaré un post sobre las preguntas que yo me formulaba antes de empezar como:
¿Qué Universidad escoger? ¿Precio? ¿Cuantos créditos cursar? ¿Y sino me gusta? ¿Podré con todo? ¿Cómo son las clases?

Si tenéis alguna duda, preguntadla ahora que la próxima semana os respondo ;) 

miércoles, 8 de junio de 2016

Vivir



Quiero vivir. Quiero disfrutar de cada momento. Quiero saborear todo lo que pasa a mi alrededor. Quiero disfrutar de mis estudios. Quiero soñar dormida y soñar despierta. Quiero noches en vela sin importar la hora. Quiero comidas ricas con buena compañía. Quiero tardes de playa hasta el anochecer. Quiero bailar cualquier canción del verano. Quiero reirme sin parar y reirme sin motivo. Quiero ver las sonrisas más grande a mi alrededor. Quiero perderme por la montaña. Quiero disfrutar de una buena película. Quiero ver mundo. Quiero perderme en cualquier cala de la Costa Brava. Quiero abrazos. Quiero estar horas y horas con amigas. Quiero seguir aprendiendo. Quiero besos. Quiero sumergirme en los personajes de los libros. Quiero mañanas de domingo perezosas. Quiero vermuts que se alargan hasta la comida. Quiero escuchar historias. Quiero fotografiar momentos. Quiero escuchar vinilos antiguos. Quiero cafés por las mañanas y cervezas por las noches. Quiero cocinar. Quiero experimentar. Quiero escribir paridas. Quiero disfrutar trabajando. Quiero embobarme mirando el mar. Quiero conocer gente apasionada. Quiero perder el tiempo. Quiero disfrutar de las pequeñas cosas. Quiero vivir. 

viernes, 3 de junio de 2016

Volver a veces no es fácil

Volver a veces no es fácil, aún teniendo muchas ganas cuesta. Es una sensación como subir a una montaña, quieres llegar al pico y cuesta pero sigues y sigues y al final llegas.
Con esta comparación os traigo un super plan, para aquellos que amen la montaña y tengan ganas de hacer algo especial.



Hace un poquito más de un año, en concreto el 31 de mayo, 16 amigos subimos al Pedraforca. Una de las montañas más emblemáticas de nuestro país, con una forma muy particular y sus 2.500m. 
Fue una salida un poco improvisada, una pareja que tenía muchas ganas de ir lo comento en un grupo de Whatsapp propuso fecha y al final nos unimos un buen grupo, a parte de estos 16 hubo 3 que hicieron una rutilla alternativa, un poco más fácil.

Para empezar bien pronto por la mañana decidimos dormir en Gòsol, cogimos un camping, un camping con bungalows dónde estuvimos la mar de bien. Tengo que decir que cuando llegamos empezó a llover y no podíamos ni ver el pedraforca y sufrimos un poco por el tiempo. Pero nos despertamos con un día bonito, así que pronto por la mañana, el domingo 31 todos preparados dejamos los coches en los pies de la mañana y empezamos a subir.




Yo que soy un poco catastrófica a la media hora estaba que no podía, quería bajarme de allí. Cada vez veía el grupo más arriba y yo más abajo pero con paciencia y con el amore los fui alcanzando, incluso en un momento los llegué a adelantar, porque ellos hicieron un parón más largo que el mío, y yo en cuanto me recupero quiero seguir y no parar, que sino las piernas no me responden! jaja!




Llegamos todos juntos al cuello y nos quedaba la parte más dura, empezar trepar para llegar hasta arriba. Es una parte de roca dónde tienes que hacer un poco el mono para llegar hasta arriba, pero esta muy bien preparada y tienen algún tramo con cuerdas para que te puedas ayudar y sea más fácil.




Y después de trepar un buen rato, nos llegaba la parte más bonita: llegar arriba del todo. Fue un momento mágico y hasta tuvimos cava para brindar por nuestro éxito. Los 16 llegamos arriba, nuestras caras de felicidad (y cansancio) lo decían todo. 




Ya solo nos quedaba bajar para ir a comer y rezar para que no nos pillara la lluvia. La bajada no es difícil en sí, pero se baja por un sitio distinto del que subes, por el medio de los dos picos, una tartera ya muy desgastada, mucha gente sube y baja cada año, así que las caídas de culo fueron inevitables, algunos más que otros, yo soy de las que me llevé la palma que casi un mes después aún tenía marcas jaja






Realmente esta salida, en ese momento, con los amigos, las vistas y la comida de después fue memorable. Un día precioso que recordamos con mucho cariño, encima de llegar a la cima lo pasamos genial, ¿Qué más se puede pedir?

Si alguien está pensando en ir, que no se lo piense dos veces, merece la pena para subir una vez en la vida (como mínimo, que el amore ya lleva más de 3 ;))





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...