martes, 20 de febrero de 2018

Crónica de un parto natural




¿Qué mejor post que el del parto para estrenar sección en el blog? 
Hoy hace un mes que llegó a nuestras vidas #LittleGrau y no podemos ser más felices :)

Grau nació el 20 de enero a las 02:07, después de un parto muy rápido y sin epidural, pero no fue porque yo lo decidiera así, si no porque el trabajo de parto fue muy bueno y casi no me enteré de nada. Yo mismo aún estoy sorprendida , jaja!

Vamos al inicio: el viernes por la tarde a las 16:30-17:00 estaba en casa con las uñas recién pintadas (estaba empeñada que quería parir con las uñas rojas) esperando a que emitieran una serie cuando noté un leve dolor de ovarios. Ese dolor nuevo para mi (soy una chica afortunada y no se qué son los dolores de regla), me descoloco un poco, pensé que a lo mejor eso eran las famosas contracciones (FC) pero no le di mucha importancia. Así que, siguiendo con las recomendaciones de la matrona de los cursos de preparto y los 1000 vídeos vistos en Youtube durante las últimas semanas, me fui a la ducha, con un pequeño repaso de silk-épil (si vamos a parir, vamos a ir monas). La ducha con agua caliente me sentó muy bien y ese dolor desapareció un poco. 

Como que no tenia claro si aquello eran contracciones o no, me vestí y decidí irme al curso preparto que tenía de 18 a 20h, así andaba un poco (otra de las recomendaciones para cuando empiezan las FC) y también estaría con una experta en la materia por si pasara alguna cosa. Llamé al amore y le dije que tenía unas molestias pero que me iba al curso preparto, ninguno de los dos le dio mucha importancia. Él seguía trabajando y yo a las clases. 

Las dos horas de clase me sentaron genial, la primera hora hicimos masaje y trabajamos con la pelota, y la segunda hora de charla la verdad que solo tuve unas pequeñas molestias, nada que un pequeño movimiento en la silla no solucionara.

Al terminar la clase, le comenté a la matrona que cuando podría durar aquello, y me comentó que las FC podrian durar un día o dos, así que yo me visualicé pariendo el domingo y me fuí a hacer unas compras para la cena.

A las nueve llegaba a casa y el amore estaba haciendo la cena, mientras yo hacía ejercicios con la pelota mientras sentía pequeñas contracciones y le iba comentando los masajes que habíamos dado en clase. Cenamos tranquilamente viendo Stranger Things. En algún momento me tenia que mover de la silla porque me dolía, pero nada grave. Fue ir al sofá y aparecieron dolores más fuertes, cada 10 minutos tenia que parar la serie porque no me podía estar echada. 

Al final, el amore muerto de sueño y cansado de no poder ver la serie, me dijo "vamos a dormir y ya mañana si eso subimos al hospital" (que iluso!). Me pareció correcto, pero antes de irme a dormir preferí darme otra ducha con agua caliente para ver si calmaba de nuevo los dolores. La ducha me sentó bien pero al momento de estirarme en la cama, esos dolores volvieron y no me podía estar quieta. 
Me iba poniendo de cuclillas al lado de la cama, me iba al baño, otra vez estirada,...nada, eso no paraba. Empecé a despertar al amore, pero el muerto de cansancio me dijo que intentara aguantar un poco más y al poco tiempo, para tranquilizarme me dijo vamos a calcular el tiempo entre contracción y contracción. La sorpresa fue suya al ver que el cronometro marcó solo 1 minuto 47 segundos (te dicen que subas cuando el lapso entre contarcción y contarcción sea de 4 o 5 minutos). En ese momento se puso en pie y me dijo que iba a buscar el coche.
Mientras yo me puse las lentillas (siempre mona y sin gafas jaja) y me vestí, pero cuando el amore entró por la puerta para irnos rompí aguas en el baño. De película total, allí ya en mi estado de shock permanente (que me duró unas horas) le pedí ropa para cambiarme, con lo que me había costado vestirme) con el estrés no me puse ni calcetines ni chaqueta.
Tal cual cogí la carpeta con la documentación de mi embarazo, nos fuimos hacia el hospital. A medio camino me dí cuenta de que me había dejado la cartera con el DNI, el amore me dijo de volver pero yo ya no podia con mi alma y solo quería llegar al hospital y que me dijeran como estaba, que me pusieran la epidural que yo ya no podía con ese dolor. En estos momentos, ya habiamos perdido totalmente la noción del tiempo, yo creo que eran las 12 pero el amore cuenta 12:30-1. 


Al llegar al hospital, el amore me dijo: entra que yo me voy aparcar, con el miedo le dije ¿pero qué tengo que decir? ¿Qué hago? Él: "tranquila, tu di que estas de parto y yo ya voy".
Entré en urgencias, me fui al mostrador y le dije a la chica: "estoy de parto y solo tengo esta carpeta, no tengo el DNI". La chica empezó anotar datos en el ordenador, de una forma muy lenta y yo que no podía esperar más, suerte que había poca gente esperando, me comentó que podía esperar sentada, le dije como pude que no podía. 
Cuando terminó, me dijo que en breve me llamarían de la puerta 3 o 4. En nada me llamaron y me encontré con 3 personas que me preguntaban si había roto aguas, me los miré incrédulos porque aún iba mojada y el doctor ya vio que sí. Me hicieron sentar en una silla de ruedas y me llevaban a una sala cuando apareció el amore con todos los trastos y me quedé más tranquila.

Y la sorpresa fue al hacer el tacto. En mi estado de shock la matrona me hace el tacto y me dice: "estás dilatada del todo". ¿Cómo? ¿Cómo he llegado hasta aquí tan rápido? Me comenta que he aguantado muy bien y que nos vamos a otra sala. Esta vez fui andando, siguiéndola sin saber dónde iba me llevaron a la sala vecina dónde apareció otra matrona y allí los 4 me preguntaron si había pensado en la epidural. En ese momento, lo que había pensado me daba igual, porque no tenia nada que ver con lo que me podía haber pasado por la cabeza. No se ni qué respondí, solo sé que las dos matronas me invitaron a no ponérmela porque #LittleGrau estaba ya allí y con 3 empujes ya lo tenía. Y así lo recuerdo. 
Las dos matronas fueron muy majas y muy respetuosas. Me pusieron un espejo para que pudiera ver (pero no lo miraba porque cerraba los ojos y se lo llevaron), me animaron apretar fuerte cuando sintiera una contracción y dejar a mi cuerpo actuar "libremente", mientras una de ellas entre contracción y contracción me urgía un paño con agua caliente en mis partes que me iba muy bien. 
En uno de aquellos 3-4 empujes que más recuerdo (hubo más pero los olvide rápido) me dijeron: "ahora no aprietes", porque venia con una vuelta de cordón, pero yo no pude hacer nada y él salio disparado. Al estar con los ojos cerrados no lo vi, y cuando escuché a los tres decir que ya estaba aquí no me lo creía, no podía ser que nuestro pequeño ya hubiera salido. Pero era cierto, con el estado de shock no dejaba de repetir que no podía ser mientras me lo daban en brazos y miraba el amore. 


Ese momento fue uno de los momentos más maravillosos de mi vida. Con Grau en brazos y el amore a mi lado. Pero nuestro trabajo de parto no había terminado, quedaba expulsar la placenta, y lo peor de todo: los puntos vaginales. Para mi, los puntos fueron la parte más dolorosa y lenta, el parto había durado unos 30 minutos pero los puntos...una eternidad, suerte que estaba con mis dos amores y el dolor se olvida pronto.

Sin duda, un parto así lo repetiría sin pensarlo mañana mismo, pero esta vez subiríamos antes al hospital, no sea que lo tengamos en casa.




Gracias por llegar hasta al final, en breve más historias de estos 3 :) 



4 comentarios :

  1. Que bonita historia.
    Yo siempre lo digo... pariria todos los días de mi vida solo por experimentar esa sensación tAn maravillosa de conocer a tu bebé. Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  2. Que parto más bonito y rápido, el mío que duró 55 horas, yo pagaría por uno como el tuyo ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tuve un parto muy "fácil". Por suerte, aunque sean 55 horas el final es maravilloso :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...